Cómo la Circuncisión Masculina Daña a las Mujeres

 

Ronald Goldman, Ph.D.

Traducción Gladys Molina EmpoweredByKnowledge© Mayo 2015

Aprende sobre los efectos psicológicos y sexuales negativos ocultos de la circuncisión y cómo estos efectos dañan a las mujeres en las relaciones con los hombres. Este artículo está basado en los informes de investigación de la literatura médica y psicológica.

Marilyn Milos no sabía mucho acerca de la circuncisión cuando dio su consentimiento para que sus tres hijos fueran circuncidados. Ella confiaba en su médico que le dijo que no dolía y “sólo tardaba un momento.” Varios años más tarde observó una circuncisión en la escuela de enfermería. “Nosotros, los estudiantes enfilamos en la sala de recién nacidos para encontrar un bebé espatarrado y atado a un tablero de plástico en un mostrador al otro lado de sala.” Entonces llegó el médico. “El silencio fue roto pronto por un grito desgarrador, la reacción del bebé a tener su prepucio pellizcado y aplastado mientras el médico sujetaba la abrazadera a su pene.

El chillido se intensificó cuando el médico insertó un instrumento entre el prepucio y el glande (cabeza del pene), arrancando las estructuras (normalmente juntas) de los dos aparte. El bebé comenzó a sacudir la cabeza hacia atrás y hacia adelante, la única parte de su cuerpo libre para moverse, mientras el médico utilizaba otra pinza para aplastar el prepucio a lo largo. . . . El bebé comenzó a jadear y ahogarse, sin aliento debido a sus continuos gritos estridentes. . . . Durante la siguiente etapa de la cirugía, el médico aplastó el prepucio contra el instrumento de circuncisión y luego, finalmente, amputándolo. El bebé quedaba lánguido, exhausto, agotado.”

Ahora ella lamenta profundamente las circuncisiones de sus hijos y trabaja incansablemente para educar a otros.

La mayoría de la gente aun no saben mucho acerca de la circuncisión. Si alguna vez has leído un artículo acerca de la circuncisión, es probable que se centrara en cuestiones médicas. Recientemente el New York Times informó que funcionarios de salud pública estaban considerando la promoción de la circuncisión infantil a causa de una afirmación controvertida de que podría ayudar a prevenir enfermedades.

Algunos datos relevantes podrían sorprenderte. La circuncisión es la única cirugía en la historia siempre defendida como medio generalizado para la prevención de enfermedades. Cuando tales afirmaciones son investigadas por las organizaciones médicas nacionales, estas se encuentran carentes. Por eso es que ninguna de estas organizaciones en el mundo recomienda la circuncisión. Más del 80% de los hombres del mundo no están circuncidados. Aunque muchas personas asocian la circuncisión con Judíos, los varones más circuncidados son musulmanes. Los Estados Unidos tiene la mayor tasa de circuncisiones no religiosas de niños varones en el mundo (32,5%). (La tasa estadounidense alcanzó su punto máximo alrededor de 1965 sobre un 85%.) Las tasas de circuncisión estadounidenses varían ampliamente dependiendo de la región del país.

En el esfuerzo continuo de ciertos investigadores varones estadounidenses a buscar un beneficio médico, se han ignorado los posibles potenciales efectos adversos de la circuncisión. El ampliar el debate sobre circuncisión más allá de la medicina llega más que con retraso, y las mujeres tienen buenas razones para estar involucradas. Críticamente examinar la circuncisión desde perspectivas psicológicas y sexuales podrían mostrar cómo esta práctica cultural puede afectar a algunas madres de hijos circuncidados, algunas mujeres en las relaciones con los hombres y la sociedad. Antes de considerar estos temas, vamos a revisar algunos de los efectos de la circuncisión en recién nacidos.

¿CÓMO DE DOLOROSA ES LA CIRCUNCISIÓN?

Una variedad de estudios confirman que las respuestas del recién nacido ante el dolor son similares a y mayor que aquellos en los sujetos adultos. Robert Van Howe, MD, pediatra de Michigan que ha escrito numerosos estudios sobre la circuncisión, describe la respuesta del niño. “La circuncisión resulta no solo en dolor intenso, sino también en un mayor riesgo de asfixia y dificultad para respirar. Los estudios médicos muestran un aumento significativo en la frecuencia cardíaca y el nivel de la hormona del estrés en sangre. Algunos bebés no lloran porque entran en estado de shock debido al dolor abrumador de la cirugía “. Según definiciones clínicas e informes de los investigadores, la circuncisión es traumática. Incluso cuando se utiliza medicamentos para el dolor (inyección local, la mejor opción probada), alivia solamente algo del dolor, el efecto es inconsistente, y se mengua antes que el dolor post-operatorio. La anestesia general no se considera segura para los recién nacidos.

Mayor conciencia del dolor extremo de la circuncisión por las madres judías ha contribuido al creciente cuestionamiento y la renuncia a la circuncisión por algunos Judíos, como se informa en docenas de artículos que aparecen en las principales publicaciones judías sobre el tema en los últimos años. Cinco rabinos avalan un libro que cuestiona la circuncisión judía.

EFECTOS SOBRE RELACIONES MADRE-HIJO

El trauma de la circuncisión plantea preguntas acerca de los efectos sobre las relaciones madre-hijo. Basadas en más de veinte años de observaciones clínicas que utilizan técnicas de vanguardia, la psiquiatra Rima Laibow, MD, informa; http://drrimatruthreports.com/aboutus/meet-rima-e-laibow-md/

Cuando un niño es sometido a intolerable, dolor abrumador, él conceptualiza la madre tanto como participativa y responsable, independientemente de la intención de la madre. . . . Las consecuencias para la alteración de la unión son significativas. . . . La circuncisión es un enorme obstáculo para el desarrollo de la confianza básica entre madre e hijo.

A pesar de que el facultativo realiza la circuncisión, y el padre puede haber tomado la decisión final de circuncidar, el recién nacido conecta la experiencia a la madre. Debido a que la experiencia es reprimida, también se reprime la conexión entre el evento y la madre. (¿Cómo ésta conexión reprimida afecta a los sentimientos de los hombres hacia las mujeres se desconoce.)

Estudios han demostrado que la circuncisión puede afectar adversamente la unión madre-hijo. Bebés circuncidados pueden ser más irritables. Ya que la irritabilidad infantil a los dos días ha sido conectada con la vinculación insegura a los catorce meses, el impacto de la circuncisión en la unión puede ser más que temporal. El efecto de la circuncisión en el vínculo madre-hijo y la interacción es evidente en este informe por Mary Milvich sobre su propia experiencia en torno al nacimiento de su primer hijo:

Compartí una habitación de hospital con una madre cuyo hijo nació a las pocas horas de mi hija. Mi compañera de habitación y yo nos maravillamos de los rasgos de personalidad idénticos exhibidos por nuestros bebés recién nacidos. Ambos eran perfectamente tranquilos, nunca lloraban y miraban inquebrantablemente nuestras caras cuando los sujetábamos. Experimentamos la cercanía materna que la madre siente cuando se da cuenta que su bebé la reconoce y la acepta como cuidadora. . . . El deleite con nuestras alegrías de maternidad recién descubiertas se hicieron añicos a la mañana siguiente. El bebé de mi compañera de cuarto había cambiado. Se negaba a tomar el pecho; lloraba; no quería que lo cogiesen. “Él no me quiere”, le dijo mi compañera de cuarto lastimosamente a la enfermera. “Es sólo la circuncisión,” la enfermera le dijo consoladoramente.

Investigadores han confirmado que el trauma de la circuncisión puede contribuir al fracaso de un bebé al amamantar. Además, el llanto extendido conectado a la circuncisión puede exceder el nivel de tolerancia de la madre. Ella pudiendo interesarse más en aliviar su propia angustia (de oír el llanto) que la de su bebé. Si una madre cree que no es capaz de aliviar la angustia de su hijo, ella puede sentir una falta de capacidad y responder menos o nada en absoluto. También puede pensar que su niño tiene un temperamento “difícil” y utilizar esa creencia como una razón para no reaccionar.

Por el contrario, si un bebé se retrae debido al trauma de la circuncisión, puede no comunicar sus necesidades, la madre podría asumir que es satisfecho, y puede que sus necesidades no se cumplan. La interacción entre la madre y el niño podría ser frustrante y menos gratificante para la madre si ella recibe sólo una respuesta limitada de su hijo. Como todas las relaciones, la relación madre-hijo es una relación social de dos vías que depende de la capacidad de respuesta de ambos. Si la madre o el niño no responde, la relación puede sufrir, pudiendo ocurrir trastornos emocionales. Se necesita más investigación.

LOS SENTIMIENTOS DE LOS HOMBRES ACERCA DE LA CIRCUNCISIÓN

Para entender cómo la circuncisión puede afectar a las mujeres en las relaciones con los hombres, necesitamos saber cómo la circuncisión puede afectar a los hombres. El conocimiento actual de los sentimientos masculinos sobre su circuncisión generalmente se basa en encuestas publicadas en revistas médicas, la experiencia clínica y los informes de los hombres que han contactado con organizaciones informativas sobre circuncisión. Estos informes incluyen colectivamente miles de niños y hombres. Los Defensores de la Circuncisión desestiman estas encuestas e informes como “anecdóticas.

En una publicación de un estudio médico de 546 hombres auto-seleccionados entre las edades de 20 y 60 que reportaron daños por la circuncisión, se observaron los siguientes efectos y sentimientos.

  • Ira, rabia, sentimiento de pérdida, vergüenza, sensación de haber sido víctima y mutilado

  • Baja autoestima, miedo, desconfianza y aflicción

  • Dificultades en las relaciones, ansiedades sexuales, depresión

  • expresión emocional reducida, evitación de intimidad

Las declaraciones acerca de la circuncisión de los hombres insatisfechos incluyen las siguientes:

He sentido una rabia profunda durante mucho tiempo acerca de esto.”
“La circuncisión le ha dado a mi vida un sabor muy disminuido y vergonzoso.”

Me siento violado y mal-tratado.”

Algunos de estos hombres circuncidados desean haber sido dados una opción en un momento posterior en lugar de haber sido forzado en ellos cuando eran demasiado jóvenes para resistir. Seis sociedades médicas en Australia y Nueva Zelanda y la Asociación Médica Británica reconocen los riesgos psicológicos a largo plazo de la circuncisión.

Esta encuesta no sugiere que todos los hombres circuncidados tienen tales sentimientos o cuan común son estos sentimientos, sólo que persisten en algunos varones circuncidados, y que se necesita más investigación. Hay varias razones posibles por las que no oímos más sobre hombres circuncidados acerca de la forma que realmente sienten.

  • Falta de conciencia y comprensión de que la circuncisión podría asociarse con sus síntomas

  • Represión emocional para defenderse contra los sentimientos incomodos.

  • Miedo a la divulgación, ya que pueden ser rechazados o ridiculizados

LOS EFECTOS EN LA INTIMIDAD MASCULINA-FEMENINA

Dado que la investigación es limitada, sólo podemos especular acerca de cómo los potenciales efectos psicológicos de la circuncisión en los hombres podrían inhibir sus relaciones con las mujeres. Por ejemplo, la baja autoestima masculina, la vergüenza, el miedo, la desconfianza y ansiedad sexual puede afectar negativamente a la comunicación y limitar el grado de intimidad. Además, la intimidad sexual es un componente importante de la unión entre hombre y mujer, y la investigación ha demostrado que en los varones aumenta la actividad sexual cuando la autoestima es mayor. Si la circuncisión reduce tanto la autoestima masculina y la sensibilidad sexual (que veremos más adelante), que tendería a reducir la actividad sexual masculina y, en consecuencia debilitar el vínculo de pareja.

Las relaciones hombre-mujer también podrían ser restringidas debido a que algunos hombres circuncidados pueden sentir una sensación persistente de que la pasión, la emoción o la satisfacción sexual está en falta. Si un hombre cree que no puede experimentar lo que se está perdiendo con una mujer, él puede retener el compromiso y continuamente buscar nuevas mujeres para darle esperanza. Además, la expresión emocional reducida de hombres circuncidados puede amortiguar los sentimientos de las mujeres. Como resultado, tanto los hombres como las mujeres pueden sentir que falta algo en sus relaciones.

Desde una perspectiva más amplia, no sería sorprendente que se encontrase a la circuncisión de tener un efecto negativo en las relaciones interpersonales, ya que la circuncisión es un trauma, y el trauma comúnmente menoscaba las relaciones de una persona con los demás. La psiquiatra y catedrática de Harvard, y autora Judith Herman escribe que después de un evento traumático “un sentimiento de alienación, de desconexión, impregna todas las relaciones.”

Investigaciones también ha demostrado que los hombres tienen una menor tolerancia fisiológica al estrés emocional que las mujeres. El embotamiento emocional, una respuesta ante el trauma, tendería a reducir la tolerancia de una persona al estrés emocional. Esto explicaría la tendencia masculina a evitar ciertas situaciones, como los conflictos conyugales. Un método que los hombres utilizan para controlar su exposición a este estrés emocional es responder racionalmente en lugar de emocionalmente. Otra táctica consiste en retirarse o amurallarse durante un conflicto. Ambos comportamientos pueden debilitar la relación matrimonial mediante la restricción de la comunicación y dejar los conflictos sin resolver. ¿Aumenta la circuncisión singularmente la alta tasa de divorcio de en Estados Unidos?

El entumecimiento emocional también afecta nuestra sensibilidad al dolor de los demás, ya que se relaciona con nuestra sensibilidad hacia nuestro propio dolor. Cuando un niño ha sido sometido al trauma de la circuncisión con nadie respondiendo a sus gritos, él experimenta nuestra insensibilidad a su dolor. Si no tenemos empatía por los niños, puede que ellos no tengan empatía por los demás. Un conocido varón, después de leer acerca de la circuncisión, comentó: “Duele, y el bebé grita. ¿Y qué?” La circuncisión puede ser una experiencia temprana que reduce la empatía masculina.

Parece que hay unas cuantas razones por las que la circuncisión podría ser un factor que contribuye a las dificultades en las relaciones entre hombres y mujeres. Se necesita más investigación.

EFECTOS SOBRE LAS RELACIONES SEXUALES

Para entender cómo la circuncisión puede perjudicar las relaciones sexuales de las mujeres con los hombres, tenemos que aprender acerca del prepucio. Christopher Fría, MD, Presidente de Anatomía Patológica de la Clínica Marshfield en Marshfield, Wisconsin, ha estudiado y escrito sobre el prepucio. “Tiene funciones importantes. El prepucio protege la cabeza del pene durante toda la vida, contra la contaminación, la fricción, sequedad, y lesiones. Es una parte integral, natural del pene, no un extra. En el hombre adulto promedio es de unas doce pulgadas cuadradas [algunos hombres circuncidados conjeturan menos de una pulgada cuadrada], y consta de un manguito móvil, de doble capa. El prepucio aumenta el placer sexual. Estudio detallado muestra que se compone de zonas únicas con varios tipos de nervios especializados que son importantes para la función sexual natural y para experimentar toda la gama de sensaciones sexuales.”

La pérdida del prepucio resulta en el engrosamiento y la de-sensibilización progresiva de la capa externa de la cabeza del pene, especialmente en hombres mayores. Algunos hombres circuncidados como adultos reportan una pérdida significativa de sensibilidad y lamentan el cambio. La circuncisión puede ser un factor no reconocido en las altas tasas de disfunción eréctil en los hombres estadounidenses, lo que implicaría efectos psicológicos asociados. Por supuesto, los efectos psicológicos y sexuales asociados en hombres afectarían a las mujeres.

Las mujeres que sólo han tenido relaciones sexuales con hombres circuncidados pueden no saber lo que se están perdiendo. Según las encuestas en la literatura médica, las mujeres informaron que eran significativamente más propensas a tener sequedad vaginal durante la relación con los hombres circuncidados que con hombres genitalmente intactos. Un estudio médico diario de las mujeres que tenían experiencia sexual comparativa incluyó 138 respuestas. En igualdad de condiciones, en una escala de diez, que valoraron a hombres genitalmente intactos con 8,03 y con 1,81 a los hombres circuncidados. Con parejas circuncidadas, las mujeres tenían menos probabilidades de tener uno o varios orgasmos vaginales, y sus parejas circuncidados tenían más probabilidades de tener una eyaculación precoz. La circuncisión también estaba relacionada con el malestar vaginal. Las mujeres tenían menos probabilidades de “realmente entrar en el tema” y más probabilidades de “querer acabar de una vez” si su pareja estaba circuncidado.

Los resultados se pueden explicar. El prepucio, como se mencionó anteriormente, es un manguito móvil, de doble capa. Durante el acto, se desliza arriba y abajo del cuerpo del pene, lo que reduce la fricción y la retención de las secreciones vaginales. Sin el prepucio, la piel en el cuerpo del pene se frota contra la pared vaginal, lo que resulta en fricción y el aumento de la necesidad de lubricación artificial. El hombre circuncidado tiene menos sensibilidad y requiere empuje más profundo para tratar de compensar, lo que aumenta aún más la fricción.

Con parejas circuncidadas, mujeres encuestadas tenían más probabilidades de sentirse poco apreciadas, distanciadas, desinteresadas, frustradas y descontentas. Cuando sus compañeros no estaban circuncidados, las mujeres eran más propensas a sentir intimidad con sus parejas, relajadas, calidez, y satisfacción mutua, y “completas como mujer,” y la mayor satisfacción sexual beneficiaba la relación. Para ser claros, esto no significa que las mujeres no puedan tener una relación emocional y sexual satisfactoria con un hombre circuncidado. En igualdad de condiciones, significa que esa relación puede ser probable que sea aún más satisfactoria si el hombre no estuviera circuncidado.

ABUSO MASCULINO HACIA LAS MUJERES

Es posible comparar las tasas de circuncisión por país con la prevalencia de abusos masculinos hacia las mujeres que incluyen la violencia, la represión, el aislamiento, el asesinato, la violación y el matrimonio forzado. Los diez peores países para las mujeres son Afganistán, República Democrática del Congo, Iraq, Nepal, Sudán, Guatemala, Malí, Pakistán, Arabia Saudita y Somalia. Ocho de estos países tienen una tasa de circuncisión masculina que supera el 80%. Otros dos países tienen una tasa de entre el 20% y el 80%.

En los Estados Unidos, la violencia doméstica es la principal causa de daño a las mujeres. Cada quince segundos un hombre golpea a una mujer. La baja autoestima puede contribuir a este comportamiento. Los hombres bajos en autoestima son más propensos a los celos en sus relaciones. Los celos son un factor desencadenante de la violencia hacia las mujeres. Como era de esperar, la baja autoestima masculina, un posible efecto de la circuncisión, está en correlación con un alto riesgo de violencia doméstica. También se ha documentado que la exposición a la violencia en la infancia está ligada a la violencia conyugal posterior. El niño experimenta la circuncisión cómo violenta. Los que han padecido esta “violación” en general tienen un problema con la ira y pueden dirigirla a otros.

La asociación entre las tasas de circuncisión y abusos hacia las mujeres podría estar relacionada con los efectos psicológicos de la circuncisión a largo plazo, en los hombres, que, además de la baja autoestima y la ira, incluyen la interrupción en la relación niño-madre masculina, el trastorno de estrés pos-traumático, debilitada relaciones con las mujeres, y baja empatía. Se necesita más investigación.

CIRUJIA FEMENINA INECESARIA

Examinemos si los efectos la circuncisión a largo plazo podrían afectar a las inclinaciones quirúrgicas de los médicos circuncidados. Por ejemplo, las mujeres son sometidas a un riesgo excesivo de cirugía innecesaria en los Estados Unidos. Seis de los trece procedimientos y cirugías principales realizadas con más frecuencia se realizaron exclusivamente en mujeres. Una episiotomía se realiza de forma rutinaria en una madre durante el parto. Algunas mujeres ven esta práctica obstétrica, que no ha demostrado beneficio alguno y solo efectos adversos, como la mutilación genital femenina. Acerca de 569.000 histerectomías al año conducen a más de 600 muertes anuales. Los críticos afirman que el 98% de las histerectomías son innecesarias.

¿Existe alguna conexión entre la cirugía sexual femenina innecesaria y la circuncisión masculina? Prácticamente todas las culturas que practican ampliamente la cirugía sexual femenina innecesaria también practican la cirugía sexual masculina innecesaria, y los hombres controlan ambas prácticas. Tal es el caso en los Estados Unidos. En Europa, donde la circuncisión es poco común, la tasa de cirugía sexual femenina innecesaria es mucho menor. Además, parece que a los hombres circuncidados que se le ha denegado la plena expresión de su sexualidad podrían buscar inconscientemente una manera de negar a otros ese placer, si bien utilizan las costumbres sociales, el miedo, la ignorancia, o cirugía sexual. Según la literatura clínica psicológica, tal comportamiento está relacionado con la compulsión de los que están traumatizados el repetir el trauma en los demás. Como dijo el psiquiatra Karl Menninger: “¿Lo qué se ha hecho a los niños, ellos harán a la sociedad.” Por último, un estudio sobre las razones subyacentes de la mutilación genital de la mujer llegó a la conclusión de que la motivación era psicosexual e incluyó el miedo masculino de la sexualidad femenina. Un posible efecto a largo plazo de la circuncisión es miedo a la sexualidad femenina.

El abordar la circuncisión masculina podría ayudar a hacer frente a la mutilación genital femenina y otras formas de cirugía sexual femenina innecesarias. La investigación en este sentido es importante porque estas prácticas afectan negativamente a cientos de millones de personas en todo el mundo.

EL POR QUÉ SE ESTAN INVOLUCRANDO LAS MUJERES.

Hay mucho más que podríamos investigar. ¿Es posible que la ira y la rabia asociada a la circuncisión contribuyan singularmente a los altos índices americanos de las mujeres víctimas de asesinato, violación y la violencia doméstica? No lo sabemos. Debido a que la motivación masculina y el dinero se dirigieron hacia la búsqueda de beneficios potenciales para la circuncisión, no es probable que sepamos todos los efectos de la circuncisión a corto plazo. Sin embargo, más que suficiente, se conoce ahora (y no se sabe) a cuestionar esta práctica cultural. A las mujeres se les anima especialmente a participar en la decisión de la circuncisión a su hijo.

Las mujeres no están sujetas a las motivaciones psicológicas personales de los hombres circuncidados a querer a que su hijo sea circuncidado (por ejemplo, “yo quiero que él se parezca a mí”).

  • Algunas mujeres han experimentado arrepentimiento a largo plazo (“herida profunda de culpa”, “mi más grave error de crianza”) si consentían a la circuncisión.

  • Las mujeres firman la mayoría de los formularios de consentimiento de circuncisión del hospital.

    Los tiempos están cambiando. Más mujeres están pensando seriamente sobre la circuncisión, en la búsqueda de fuentes de información independientes, a menudo mucho antes de dar a luz, y no ceder a los hombres que lo quieren para su hijo.

    Debido a la resistencia psicológica masculina a este tema y el instinto maternal de proteger a los niños de todo daño, las mujeres tienen más probabilidades de ver a través de las anteojeras culturales y a tomar medidas. Las mujeres se están involucrando en la educación de los demás, ya sea personalmente, con Internet, o a través de las organizaciones pertinentes. Una mujere que está hablando claro es Melissa Morrison, que eligió la circuncisión de su hijo porque “era algo que simplemente se hacía.” Observó la cirugía de su hijo y ahora lamenta profundamente su decisión. “La gente tiene que saber lo que están haciendo a sus bebés. Yo no lo sabía. Estoy hablando con mis amigas;. Estoy hablándole a madres. Si ayuda sólo a salvar a un solo bebé, entonces habrá valido la pena.”

Ronald Goldman, Ph.D. es un investigador psicológico, educador, y Director Ejecutivo del Centro de Recursos para la Circuncisión en Boston http://www.circumcision.org/index.html, una organización educativa sin fines de lucro.

Dr. Goldman es conocido internacionalmente por su trabajo en la circuncisión y es el autor de La Circuncisión: El trauma Oculto http://www.circumcision.org/cht.htm (Circumcision: The Hidden Trauma y Cuestionar la Circuncisión: una perspectiva judía. http://www.jewishcircumcision.org/book.htm Él da conferencias sobre los aspectos psicosociales de la circuncisión, aconseja a los padres y los hombres circuncidados, y ha participado en más de doscientas entrevistas emitidas y en los medios impresos.

Anuncios

2 comentarios en “Cómo la Circuncisión Masculina Daña a las Mujeres

  1. Reblogueó esto en muelasgaitany comentado:
    Excelente artículo que explica, los verdaderos daños que causa la circuncisión en los niños varones.Primero rompe la unidad, energética-espiritual del ser humano en su primer disco memoria.También rompe la unidad entre madre e hijo y mas.
    Los varones circundidados tienen mayor propensión al priapismo a permanecer erectos y a conectar su pensamiento conciente a la gula sexual.
    Para leer mas:
    etiqueta:aprendiendo de la consciencia creadora
    categoría: la nueva fé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s