Los Rockefellers, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) Y la Industria del Cáncer

http://naturalrevolution.org/the-rockefellers-the-fda-the-cancer-industry/

 

Post de: J.C. Rollins 1 de junio 2013

Traducción Gladys Molina Agosto 2014

EmpoweredByKnowledge(c)

 

Esta es la primera parte de una serie de tres, exponiendo a los Rockefellers, la FDA (Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos) & La Industria del Cáncer.

 

Parte 1

Anualmente, las empresas farmacéuticas gastan miles de millones en publicidad televisiva y prensa escrita. Gastan más de $12 mil millones al año en la entrega de muestras de medicamentos y en el empleo de equipos de fuerza de ventas para influir en los médicos para promover medicamentos de marca específica. La industria farmacéutica emplea a más de 1.200 grupos de presión, entre ellos 40 ex miembros del Congreso. Las compañías farmacéuticas han invertido cerca de mil millones de dólares desde 1998 en cabildeo y lobbying. En 2004, las compañías farmacéuticas y sus funcionarios contribuyeron en por lo menos $17 millones para las campañas electorales federales.

 

Lo que dice la FDA

El lema de la FDA: “La protección y la promoción de su salud.”

La FDA dice, “estafas de fraude a la salud se refieren a productos que pretenden prevenir, tratar o curar enfermedades u otras condiciones de salud, pero no han sido demostrados de ser seguros y eficaces para esos usos. Estafas de fraude a la salud pueden conducir a malgastar el dinero y dar lugar a retrasos en conseguir un diagnóstico y tratamiento adecuados. También pueden causar lesiones graves o incluso mortales.”

 

En el propio sitio web de la FDA, bajo: “Teorías de Conspiración.” Afirmaciones como “La industria farmacéutica y el gobierno trabajan juntos para ocultar información acerca de una cura milagrosa” siempre son falsas e infundadas. Estas declaraciones se utilizan para distraer a los consumidores de las preguntas obvias y de sentido común acerca de la llamada cura milagrosa.”

 

“Las estafas de fraude a la salud han existido por cientos de años. Los vendedores de aceite de serpiente de antaño se han transformado en los engañosos mercados de alta tecnología de hoy en día. Ellos se aprovechan de los deseos de la gente por soluciones fáciles para problemas de salud difíciles—desde perder peso hasta la curación de enfermedades graves como el cáncer.

 

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), un producto de salud es fraudulento si se promueve engañosamente como de ser eficaz contra una enfermedad o condición de salud, pero no ha sido científicamente demostrado de ser seguro y efectivo para ese fin.”

 

“Las estafas de fraude a la salud pueden hacer más que hacerte perder dinero. Pueden causar lesiones graves o incluso la muerte,” dice Gary Coody, R.Ph., coordinador nacional del fraude a la salud de la FDA. “El uso de tratamientos no probados puede retrasar la obtención de un diagnóstico que puede salvar vidas y la medicación que realmente funciona. Además, los productos fraudulentos a veces contienen ingredientes ocultos de drogas que pueden ser perjudiciales cuando, sin saberlo, es tomado por los consumidores.” Coody dice; los productos fraudulentos a menudo hacen afirmaciones relacionadas con:

Pérdida de Peso
Desempeño sexual
Pérdida de la memoria
Cáncer
Diabetes
Enfermedades del Corazón
Artritis
Alzheimer

 

“El fraude a la salud es un problema generalizado,” dice Coody, “especialmente cuando los estafadores venden en línea. Es difícil localizar a los responsables. Cuando de hecho los encontramos y decimos que sus productos son ilegales, algunos cerrarán su página web. Desafortunadamente, sin embargo, estos mismos productos pueden reaparecer más tarde en un sitio web diferente, y algunas veces pueden volver a aparecer con un nombre diferente.”

 

HISTORY DE LA FDA


La División de Química

La Administración de Alimentos y Medicamentos comenzó su vida como la División de Química, y más tarde fue conocida como la Oficina de Química, mucho antes de cambiar su nombre a la de FDA. Su nombre fue cambiado para ocultar su agenda de la industria química.

 

La FDA proporciona un tipo de inmunidad jurídica para las empresas que ponen productos químicos en los alimentos, y para las compañías farmacéuticas a través de sus “aprobaciones”; que dejan a los ciudadanos sin recursos legales en contra de la industria química. Su verdadero trabajo era, y es, el de “aprobar” y sancionar productos de la industria química, y por lo tanto legalmente proteger a la industria química de nosotros, declarando lo que es “seguro.”

 

Ellos rutinariamente reúnen datos en privado para compartirlos con sus socios de la industria química para mitigar la responsabilidad. Por ejemplo, la información de contaminación que esconden al público. Estas son “Cuestiones de R.P.” (Relaciones Públicas)

 

Buena suerte de ganar un caso en un tribunal de Estados Unidos contra una empresa química valorada en mil millones de dólares, cuyos productos son “aprobados por la FDA,” y otorgado un GRAS (Generally Recognized As Safe (Generalmente Reconocido Cómo Seguro)) de salvaguardas. Estas protegen a las empresas químicas, y les dan una negación plausible.

 

El objetivo principal de la Fundación Rockefeller está sobre la medicina y la educación médica. Su lema, “promover el bienestar de la humanidad en todo el mundo.” Al principio, las donaciones iniciales de la escuela médica de Rockefeller ascendieron a más de $550.000.000. Sólo en 1928, donó dinero para 18 escuelas de medicina en 14 países. La FDA moderna entró en vigor en 1913 — el mismo año en que la Fundación Rockefeller fue creada. La FDA trabaja mano a mano con la Fundación Rockefeller y la Asociación Médica Americana.

 

La Fundación Rockefeller

Sus socios en la FDA comenzaron una agresiva campaña de suprimir medicamentos que competían con la industria química. Una alianza impía formada entre la Asociación Médica Americana, la FDA, y la Fundación Rockefeller.

 

“Nunca lo he hecho y nunca voy a aprobar un nuevo medicamento a un individuo, pero sólo a una gran compañía farmacéutica con las finanzas ilimitadas.” ~ Dr. Richard J. Crout, Director de la Oficina de la FDA de medicamentos (Spotlight, 18 de enero de 1982)

 

Suprimidos fueron los medicamentos naturales que su industria no podía legalmente controlar y monopolizar con patentes de “drogas” (químicos). Las sustancias naturales no pueden ser patentadas.

 

Por eso es que a cada terapia natural y no tóxica se le llama automáticamente “charlatanería” por parte de la FDA, la industria química, y el establecimiento médico. Sólo los no-naturales (es decir, no orgánicos y tóxicos) productos químicos pueden ser patentados, y por lo tanto, los medicamentos no tóxicos son una amenaza para el negocio de la medicina.

 

“La FDA protege a las grandes compañías farmacéuticas, y, posteriormente, se ve recompensada, y el uso de los poderes policiales del gobierno, atacan a los que amenazan a las grandes compañías farmacéuticas. La gente piensa que la FDA los está protegiendo. No lo están haciendo. Lo que la FDA está haciendo, y lo que el público piensa que está haciendo son tan diferentes como la noche y el día.” ~Dr. Herbert Ley, ex Comisionado de la FDA.

 

La medicina no era el lucrativo mercado que es hoy, por lo que las escuelas de medicina fueron pidiendo las becas Rockefeller que estaban siendo entregadas a las escuelas “complacientes.” El cumplimiento de las condiciones Rockefeller requería abandonar la medicina tradicional y natural en lugar de una nueva generación de productos petroquímicos para medicamentos, y destrozar bibliotecas enteras de los procedimientos anteriores.

 

Lo que ocurrió fue un preámbulo a la quema de libros en otros lugares, y en algunos casos, la FDA, efectivamente, llevó a cabo la quema de libros. Esos eran tiempos peligrosos para los médicos tradicionales naturistas y de la industria (no química).

 

Todos los disidentes que adoptaban las viejas metodologías holística y naturopática de curación probadas por el tiempo, a partir de ahora se demonizarían como “charlatanes” en la formación médica formal. Eso fue a pesar de que algunos de esos “charlatanes” ya tenían Premios Nobel en medicina, con resultados muy superiores.

 

Fue una estrategia del palo y zanahoria. A las escuelas “cumplidoras” se les dio la zanahoria (dinero Rockefeller). A los médicos que competían se les dieron la vara (acciones de la policía de la FDA). Algunos médicos incluso murieron en prisión por haber curado a pacientes con la medicina “no aprobada.”

 

Todavía está sucediendo, el curar es ilegal, ya que nunca hay curas “aprobadas”. Las curas significan la libertad de la dependencia química: el liberarse de ellos.


John D. Rockefeller

 

Para garantizar el cumplimiento de las escuelas de medicina, la Fundación Rockefeller con frecuencia insistió en que las escuelas de medicina colocarán a empleados Rockefeller en su junta directiva.

 

“El Consejo General de Educación de la Fundación Rockefeller, también abordada en 1914, se comprometió con $500,000 en la condición de que la Universidad recaudara $1.5 millones por el 1 de enero 1916 y pagaba la facultad clínica [los médicos alopáticos solamente] sobre una base a tiempo completo. Con el dinero Brady y la esperanza de la financiación GEB, la Corporación de Yale y el Hospital firmaron el contrato de afiliación con el hospital antes de la fecha límite del 1 de julio de 1914.”

– Sitio Web Escuela de Medicina de la Universidad de Yale.

 

El nuevo monopolio médico legalmente exigible en paralelo al pasado monopolio Rockefeller desde la industria petroquímica de tiempos pasados. En lugar de ser dueño de todo el petróleo, el Imperio Rockefeller ahora controlaba prácticamente toda la medicina. Poseía la mayor parte de la industria química, que más tarde se llamaría la industria “farmacéutica.” Una vez más, fue jaque y mate contra el pueblo estadounidense. Las ramificaciones se dejarían sentir en todo el mundo.

 

Curiosamente, a lo largo de su vida, John D. Rockefeller, Senior, se negó a tomar su propia medicina. Él utilizó medicinas holísticas tradicionales para su propia salud, junto con muchos de sus amigos de la FDA y la AMA (Asociación Médica Americana.)


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s