HISTERECTOMÍA – SUPUESTO ARREGLO RÁPIDO CON CONSECUENCIAS DURADERAS

clip_image001 

Articulo de LISE CLOUTIER-STEELE publicado el 10 de junio 2003
Traducido por Gladys Molina
17/12/2013

Una Mirada de cerca al porqué millones de mujeres optan por someterse a una cirugía innecesaria en vez de alternativas menos invasivas.

Nuestros cuerpos son maravillosas creaciones con cada órgano o parte jugando un rol significativo en nuestro bien estar físico, emocional y sexual. Tiene perfecto sentido médico y científico el pensar que las partes de nuestro cuerpo son indispensables, y creo que la mayoría de la gente estaría de acuerdo conmigo en ese punto. La mayoría de la gente también estaría de acuerdo en que hay serios riesgos relacionados con cualquier tipo de cirugía. Para que conste; un procedimiento electivo no lo convierte en menos peligroso. Sin embargo, cada día en Estados Unidos, miles de mujeres renuncian a sus órganos reproductivos no-cancerígenos a los cirujanos ginecológicos. En muchos casos sin ni siquiera haberlo pensado mucho.

Considera esto: ¿Por qué los occidentales son alarmados por informes sobre la castración y mutilación femenina en otros países, cuando lo mismo está ocurriendo en medio de nosotros? La única diferencia es que no se realiza como parte de algún ritual o creencia, sino como un apaño rápido para una variedad de problemas de la mujer.

¿Por qué está pasando esto? Esa es la pregunta cadente, y el primer lugar para buscar una explicación es la especialidad médica de ginecología.

Los Médicos NO revelan Información

Según un reciente estudio publicado en la edición de diciembre de 2002 del American Journal of Obstetrics and Gynecology, (Revista Americana de Obstetricia y Ginecología) la tasa de histerectomías realizadas cada año va en aumento. En sus comentarios para una entrevista de impresión hecha pública en el momento de la publicación de este estudio, el Dr. Ernst Bartsich, un ginecólogo de Nueva York, atribuyó el aumento a sus colegas que continúan reteniendo información acerca de los efectos secundarios de la histerectomía y la extirpación de los ovarios. Añadió algo en el sentido de que si las mujeres supieran la verdad, ellas no estarían tan dispuestas a estas cirugías. Y me gustaría añadir que si a las mujeres no se les da toda la información que necesitan para tomar esa decisión , ¿cómo puede ser consentimiento informado?

Se le Resta Importancia a los Riesgos

Los ginecólogos tradicionalmente han restado importancia a los riesgos relacionados con la propia operación y sus múltiples consecuencias duraderas. Los efectos secundarios incluyen sofocos, depresión, ansiedad, osteoporosis, fatiga generalizada, estrés y la incontinencia de urgencia, masculinización, insomnio, disfunción intestinal, cambios de humor, sólo por mencionar algunos. Más importante aún, la extirpación del útero y los ovarios puede conducir a la pérdida del deseo sexual, disminución de la respuesta orgásmica y dolor durante el coito.

Uno podría pensar que cuando un procedimiento quirúrgico consiste en la alteración de la anatomía sexual de una mujer, que sería debatido largo y tendido. No lo es. Pero el funcionamiento sexual es una parte importante de la discusión con los hombres sometidos a cirugía para el cáncer de próstata. Como es el caso de los hombres, “la sexualidad de la mujer es tan importante como su presión arterial,” dijo la Dra. Judith Reichman de California, en una de sus entrevistas en 1998 en el programa de The Oprah Winfrey.

La Falta de Formación en la Salud Sexual de las Mujeres

Aunque apenas una excusa, parte de la razón por lo que la disfunción sexual posterior a la histerectomía rara vez se discute antes de la cirugía se debe a que los ginecólogos no se les enseña mucho acerca de la salud sexual de las mujeres en la escuela de medicina. La Dra. Yvonne Thornton, representante del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), planteó este punto en su entrevista en el programa Good Morning America en noviembre de 1999, después de admitir que no podía definir el término “orgasmo”. Una triste declaración proveniente de una ginecóloga cuya profesión consiste en la extirpación de órganos que afectan la sexualidad. Tal vez esto explicaría por qué algunas mujeres afirman tener buen sexo después de una histerectomía. Si nunca experimentaron un orgasmo uterino profundo, el gran O en términos simples, ¿cómo van a echarlo en falta?

Dado que la disfunción sexual posterior a la histerectomía casi siempre se queda fuera de la discusión, creo que merece atención especial. Este resultado es a menudo el resultado de un daño en los nervios causados por el corte con instrumentos quirúrgicos en torno a los órganos que son retirados (útero, cuello del útero, las trompas de Falopio y los ovarios), que a su vez, resulta en la disminución de la respuesta orgásmica. Si la vagina de una mujer se hace demasiado corta en el momento de la extirpación del cuello uterino, puede hacer que las relaciones sexuales ya sean dolorosas o imposibles.

El ACOG admite acortamiento vaginal en la histerectomía en su folleto Entendimiento de la Histerectomía de 1999. Se establece claramente que si el procedimiento de histerectomía requiere acortamiento vaginal, el empuje profundo del coito puede convertirse en doloroso. Yo estaba encantada de ver esta información finalmente hecha pública hasta que leí las recomendaciones. Había dos: 1) Colocarse encima durante el sexo ó 2) juntando más las piernas podía ser de ayuda. Cualquier mujer te diría que el coito no sería agradable, e incluso posible, si ella tuviera que mantener las piernas más juntas, y las mujeres que viven con la condición de acortamiento vaginal le dirían que intentar la posición “de arriba” sería muy doloroso.

Por último, pero no menos importante, la pérdida de la libido es otra forma de disfunción sexual, que es el resultado directo de una ooforectomía (extirpación de los ovarios). Este es un problema que está recibiendo mucha atención últimamente y algunos expertos médicos ahora se especializan en el tratamiento de la disfunción sexual femenina (FSD). El problema es que sus servicios están dirigidos sólo a mujeres que aún tienen sus órganos reproductores, con exclusión de las mujeres ooforectomizadas que probablemente necesiten su ayuda más. Tristemente, cuando la anatomía sexual de la mujer ha sido alterada por la histerectomía, sin el consentimiento previo, es muy difícil encontrar ayuda en cualquier lugar. Debido a la “fraternidad” que sigue existiendo entre los médicos, es igualmente difícil tener éxito con una reclamación ante una Junta Médica o una Universidad, o mediante una demanda. Es por eso que es tan importante que las mujeres sean conscientes de los riesgos y los efectos secundarios de la histerectomía y la extirpación de los ovarios previamente a la cirugía.

La Vulnerabilidad de las Mujeres

Mary Anne Wyatt de Massachusetts, una investigadora en biología molecular y de la electroquímica, dice que hay una serie de razones por qué las mujeres inteligentes terminan con una histerectomía innecesaria. “Son vulnerables, están asustadas, mal informadas de opciones o ignorantes de las consecuencias reales. Su ginecólogo puede no ser experto en una técnica para preservar el útero. Desde el punto de vista de un cirujano, la histerectomía es una operación más fácil y más barata que las alternativas actuales. El re-reembolso a las Compañías Aseguradoras alienta al enfoque menos hábil, más rápido, probablemente la razón por la cual los hospitales docentes capacitan a cientos de residentes en un año en las histerectomías en lugar de los procedimientos menos invasivos que requieren una mayor experiencia quirúrgica”.

Nivel de Comodidad del Cirujano

Además de la habilidad quirúrgica, debemos tener en cuenta la comodidad del cirujano en la realización de una técnica particular, y en algunos casos, la falta de voluntad para aprender un procedimiento más nuevo, menos perjudicial que podría minimizar el impacto de la cirugía en las pacientes . Un ejemplo perfecto de esto fue reportado por Medscape en su comunicado de prensa de abril 2003 sobre un estudio que sugiere que un nuevo procedimiento de histerectomía con conservación del ligamento demostró ser mejor, con menos morbilidad que la cirugía abdominal tradicional. El nuevo procedimiento es la creación del Dr. Daryoosh Samimi, director médico del Instituto de la Mujer EE.UU. de Fountain Valley, California. Después de haberlo realizado con éxito en 43 mujeres, el Dr. Samimi cree que su técnica preserva la integridad de los ligamentos que rodean el útero. Pero el Dr. Bryan Cowan, profesor y presidente de obstetricia y ginecología en la Universidad de Mississippi en Jackson, dijo que “no iba a comprar en este nuevo enfoque.” De mayor preocupación eran sus comentarios acerca de la preferencia de los cirujanos para cortar los ligamentos para darles un campo más abierto de la cirugía. Una revisión de los libros de texto de ginecología operativos indicó que los ligamentos útero-sacro pueden afectar a los intestinos, la vejiga y la función sexual, lo que hace que uno se pregunte ¿por qué la preferencia del cirujano para el campo más amplio de la cirugía tendría preferencia sobre las posibilidades de un mejor resultado en la mujer?

Educación y Clase Social

La educación y la clase social, son dos factores importantes adicionales. Éstos fueron abordados en el informe de la Mujer del Consejo de Salud de Ontario 2001 titulado, El Logro de Buenas Prácticas en el Uso de la Histerectomía. El informe muestra que la tasa de histerectomía es más alta en las regiones pobres y rurales donde el nivel de educación es bajo. Del mismo modo, en los EE.UU., la tasa de histerectomía es mayor en los estados del sur.

Mujeres Conduciendo Erróneamente a Otras Mujeres

Por último, las mujeres conduciendo erróneamente a otras mujeres es un factor igualmente importante que contribuye a la sobreexplotación de la histerectomía. Algunas recomiendan el procedimiento a las demás como una solución permanente para el control de la natalidad, mientras que otras pueden pintar un panorama de color de rosa de la vida post-histerectomía porque ellas mismas no asocian sus síntomas con la cirugía. Esto es particularmente cierto para las mujeres mayores que permanecen incómodas al hablar sobre su cirugía y las dificultades que enfrentaron a causa de ella en los últimos años, las mujeres que se han sometido recientemente al procedimiento, o en el caso de aquellas que fueron capaces de conservar sus ovarios.

Pero como Winnifred Cutler, PhD, explica en su libro, La Histerectomía Antes y Después, los efectos secundarios de la histerectomía tienden a aparecer con el tiempo, a veces años después de la operación, y de si el suministro de sangre que va a los ovarios fue dañado en la histerectomía, estos órganos cesarán de funcionar. Según la investigación de Cutler, sucede en un gran número de casos, y cuando lo hace, la menopausia quirúrgica sigue con sus síntomas horribles y desagradables.

Vivir la vida como una tetera hirviendo no es algo que se lo deseo ni a mi peor enemigo, y a diferencia de Lauren Hutton y los reclamos personales de Patti Labelle en sus anuncios para los creadores de la terapia de reemplazo hormonal (TRH), no es un problema que puede ser corregido fácilmente por las formas convencionales de la TRH en el mercado actual, no si te han castrado. Además, la TRH convencional puede conducir al cáncer de mama, coágulos de sangre y enfermedades del corazón, como se confirma en los informes del año pasado sobre el estudio detenido por los Institutos Nacionales de la Salud de la Mujer. Y otro estudio publicado la semana pasada mostró que la TRH convencional está vinculada a la demencia. La mayoría de las mujeres no quieren invitar a estos riesgos en sus cuerpos, por mínimo que algunos médicos puedan afirmar que son. Evidencia de lo contrario está en los resultados de estos estudios.

No debemos descartar a las mujeres con afirmaciones de una experiencia positiva porque su histerectomía les deshizo del problema que tenían. En muchas de las mujeres que entrevisté, no importa que las compensaciones hayan afectado en gran medida su calidad de vida, o que no puedan encontrar una terapia de hormonas para mantener los síntomas bajo control, quieren que otros sepan que su historia es una “positiva”.

Falta de Estudios de Resultados

En mayo de 2001, Charles J. Wright, MD, publicó su estudio sobre los resultados de seis procedimientos quirúrgicos en el oeste de Canadá. Su estudio incluyó la histerectomía y reveló que hay muy poca información disponible sobre el resultado de la cirugía desde la perspectiva del paciente. Sin más y mejor investigación sobre los efectos a largo plazo de la histerectomía y la castración femenina, las mujeres no pueden dar verdaderamente su consentimiento informado para estas operaciones.

Sin embargo, en un artículo de fondo por el reportero de salud, Paul McKeague, publicado el 5 de mayo de 2003 en The Ottawa Citizen, El Ciudadano de Ottawa, el Dr. André Lalonde, vicepresidente ejecutivo de la Sociedad de Obstetras y Ginecólogos de Canadá, dijo que una gran encuesta (comisionada nada menos que por la propia sociedad), indica que “la tasa de satisfacción de la histerectomía es muy, muy alta.” El Dr. Lalonde no ofreció ningún número o especificaciones acerca de las mujeres entrevistadas para el estudio interno, y se jactó de que “la mayoría de la gente que nos contestan están diciendo, ¿Por qué no conseguí hacérmela años antes?” Gail McFall de Kingston, Ontario, escribió para decir que el Dr. Lalonde es un ejemplo principal de por qué las histerectomías innecesarias continúan existiendo.

Según Mary Anne Wyatt, y otros expertos a los que me acerqué, no ha habido ningún estudio de resultados de pacientes significativo realizado en los EE.UU. tampoco. La Sra. Wyatt dijo que nadie sabe cuántos divorcios o suicidios resultan de la histerectomía, por ejemplo. Tal estudio sería un buen lugar para empezar.

Consciencia, Nuestra Mejor Defensa y Clave para el Cambio

Ahora que tenemos una comprensión de por qué las mujeres siguen sometiéndose a una histerectomía innecesaria cuando existen alternativas, ¿qué podemos hacer para poner fin a esa situación? Charles B. Inlander, Presidente de la Sociedad Médica del Pueblo con base en Pennsylvania, dice que “hay demasiada buena información disponible para las mujeres, para impedir ser intimidadas o estar mal informadas por los médicos que se ganan la vida a base de la realización de histerectomías. Las mujeres deben hacerse cargo de su propia salud, buscar información, hable con su médico, pero en última instancia, tomar su propia decisión informada. en este día y era, la vieja demanda médica de ‘Confía en mí, soy médico’ sólo debe ser tenido en cuenta sobre la base de pruebas sólidas, no en la fe ciega”.

* * * * *

Lise Cloutier-Steele es un especialista en comunicaciones y escritora y editora profesional, que ha sobrevivido a una experiencia traumática con la histerectomía. Ella es también la autora de Living and Learning with a Child Who Stutters (Vivir y Aprender con un niño que tartamudea.) Y ella es la destinataria del premio de 125 de Canadá en reconocimiento a una contribución significativa a la comunidad y al Canadá por sus esfuerzos voluntarios para ayudar a los padres de niños que tartamudean. Ha aparecido en Canadá AM, Red de Televisión de la Mujer (ahora W), El Show de Phil Donahue, El Show de Cuerpo y Salud, y varios otros medios de comunicación para hablar sobre el importante tema de la histerectomía innecesaria en América del Norte.

Ella es también la autora de CONSENTIMIENTO MAL INFORMADO – HISTORIAS DE MUJERES SOBRE LA HISTERECTOMÍA INNECESARIA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s