LOS SEIS GRADOS DE COMPLICIDAD

La Complicidad esuna Orquestación del Destino

Inspirado por el trabajo de John Lash

La complicidad es el estar de acuerdo o no. Se puede estar en complicidad con algo y no estar de acuerdo consciente con ello, y eso es una terrible orquestación del destino. Es ignorancia estúpida e inconsciente. La mayoría de la gente está en complicidad inconsciente. Complicidad ciega con la humanidad, y eso es extremadamente desafortunado, tampoco tengo una solución para ello.

Podré elucidarlo y mostrarte exactamente lo que es. Así que si resulta que te encuentras, en esa situación, podrás salirte de ahí rápidamente.

Los grados de complicidad pueden ser desglosados de la manera siguiente:

Pero primero deseo regresar a un principio de la hechicería, que proviene de Castañeda, a modo de Don Juan, que dijo; que “Los hechiceros no participan en ningún acuerdo del que no hayan sido participe en su creación”.

Es decir, si yo llego a un acuerdo contigo, participo en ese acuerdo porque yo soy el co-creador de ese acuerdo contigo. Pero si yo no he co-creado un acuerdo contigo, yo no tengo obligación alguna en estar de acuerdo con nada de ello. Eso es una afirmación de complicidad.

Profundicemos un poco más, y para hacerlo debo retroceder al tema de los psicópatas y de cómo tratarlos, por si alguno de vosotros sois conscientes del peligro que representan estos psicópatas en este planeta. Esta, minúscula población de psicópatas o depredadores intra-especie, las dos palabras son intercambiables. Aquellos de vosotros que sois más conscientes del peligro que representan, estaréis haciéndoos esta pregunta. ¿Cómo lo gestionamos? ¿Cómo manejarlos?

Sería un gran placer poder acabar con algunos de estos especímenes repugnantes, pero el problema es, amigos míos, que aunque el numero qué se encuentra al nivel del control de mando es bastante reducido… sus cómplices son legión.Por lo que los cómplices de los depredadores son el tema en este momento. Permitirme tratar este tema.

Los cómplices de los depredadores, ajá, ¿Y eso que es? Bueno pues es una forma de complicidad, ¿No es así? Las raíces de la palabra son las mismas. Vamos a ver, no solo tenemos a los depredadores a nivel del control de mando como Hilary Clinton, o algún banquero mafioso como Mervin King, el principal responsable del banco de Inglaterra, y gente de este tipo. No solo tenemos a estas ahora fácilmente identificada gente que está al nivel del control de mando, (por no mencionar la otra capa de gente desconocida que está detrás de ellos), sino que tenemos una población masiva de gente que está en complicidad con los psicópatas, y esto es un problema. Las operaciones de la gran maquinaria de la complicidad continuarán, porque tantísima gente está en complicidad con ellos.

Así que quiero describir lo que son estos grados de complicidad para daros una imagen que sea aplicable a las condiciones sociales y a vuestra observación de lo que hoy es el mundo. Es aplicable a lo observable en el mundo financiero, a lo que se puede ver en el gobierno, a lo que podréis ver en los medios de comunicación etc. Por ejemplo; muchas personas en los medios de comunicación, estas “cabezas parlantes” hombres y mujeres vestidos de punta en blanco con peinados de 400 euros. Sentados en esos telediarios. Todos ellos están en complicidad con los perpetradores. Los abogados que defienden a los políticos, los equipos de abogados que defienden a las corporaciones, están todos en complicad con los perpetradores. Y si te pones a pensarlo te das cuenta de que hay un número masivo de gente en complicidad.

Sin embargo podrán hacerse distinciones en ciertos grados de complicidad y ofrezco este planteamiento para que sea de ayuda. Yo veo sobre unos 5 o 6 grados de complicidad.

El primeroes el siguiente escalón más cercano, que son las personas que están a sabiendas y voluntariamente en complicidad con los perpetradores, porque conocen lo que está en la mente de la gente para la que trabajan. Ellos lo conocen, por lo que son conscientes de lo que hacen, y lo hacen de voluntad propia. Ellos saben que están facilitando y capacitando las maquinaciones de la maldad social. Sea en el sector financiero trabajando para la gran banca, sea en los gobiernos, en las ramas de asesoramiento de los gobiernos, que son los que dirigen al gobierno. Por lo que conocemos sus asesores y ayudantes, y sabemos quiénes son las personas en complicidad con su programa.

El Segundo es: Los cómplices involuntarios. Son ingenuos y llamados los “tontos útiles”. Y muchas veces son personas idealistas, pero es un tipo de idealismo ciego y estúpido, que solo es un aspecto de su ridículo narcisismo y la opinión inflada que tienen de ellos mismos como seres humanos. Este idealismo los ciega al hecho de que pueden estar sirviendo a una agenda extremadamente perversa. Encontramos mucha gente que trabaja para la ONU y que está en los programas de la ONU tal como la UNESCO. Cosas de ese tipo caen en esa categoría de segundo grado de complicidad. De hecho, piensan que están realmente haciendo cosas buenas en el mundo. Solo son idiotas útiles, en un programa de depredación extremadamente perverso.

Luego nos podemos deslizar a un muy interesante tercer grado de complicidad. Quizás no lo hayáis pensado con anterioridad, yo los llamo los “cómplices ambivalentes” Lo que quiero decir con esto es que hay personas que denuncian y exponen el orden de la agenda perversa, pero al hacerlo también le dan más publicidad, y presentan a los perpetradores como de tener más poder del que realmente tienen. A la vez que esta gente expone y señala constantemente a los perpetradores tampoco ofrecen soluciones realistas, salvo la de informar al público acerca del juego. Esta gente está en complicidad ambivalente y son cómplices sin orden ni concierto al mismo mal que denuncian.

Podrían ser desglosados como voluntarios e inconscientes, algunos pudiendo creer que lo que hacen ayuda a la humanidad, y otros que saben que trabajan en contra del bien común de la vida en la Tierra, pero yo ya no hago ese tipo de distinción. Algunos siendo egoístas consumados, o básicamente simplemente egoísta, para cuestionarse si realmente intentan servir a la humanidad aportando información acerca de estos temas, o si solo se auto-promocionan. Están exponiendo a los depredadores y exagerándolo a la vez. Exageran enormemente los poderes mágicos y ocultos de los psicópatas planetarios. Para la diversión y el placer de los psicópatas planetarios. Y no tienen nada que ofrecer en cuanto a soluciones. No lo tienen. El amor no es la solución. Ellos dicen que la solución está en exponerlos a luz pública, pero eso simplemente no es verdad. La solución es un prólogo, que es una preparación. Quiero decir que la exposición de psicópatas a la luz pública es una preparación necesaria para oponerse y derrotarlos, y de esto hacen carrera vendiendo todo desde tazas de café a DVDs. Yo no lo compro. No quiero decir que lo desapruebo porque mi aprobación o fala de ella no cuenta para nada. Solo les reto a que se les ocurra algo que tenga sentido Pero sé que no pueden, simplemente si no están conectados a la verdad acerca de la Tierra. Mientras no se han comprometido y consagrado con ella, no tendrán solución alguna que ofrecer. Y eso es lo que les diría a esa gente.

Ahora pasemos al cuarto grado. El cuarto grado de la complicidad es la “complicidad pasiva” “consentimiento pasivo”. Uno de los problemas acerca de la Económica Mundial es que hay mucha gente metida en ella sin saber cómo funciona. Se dedican a ella pasivamente, pasivamente dependiendo de ella, hasta el punto de no saber cómo funciona, y hasta el punto de no saber que la Economía Mundial es un juego amañado. Son cómplices con aquellos que amañaron el juego.

La pasividad se ha convertido en algo como el pegajoso y pastoso dulce de chocolate. Es como una capa de algo pastoso y pegajoso en la mente de la gente. ¿Cómo de espeso es éste algo pastoso? Te empiezas a preguntar si es tan grueso como un glaciar. Imagina un glaciar de pastoso y pegajoso dulce de chocolate en tu mente.

Observar el discurso en los medios de comunicación DEUDA, DEUDA, DEUDA, DEUDA, DEUDA, DEUDA. ¿Cuántas veces se escucha la palabra DEUDA? ¿Pero cuantas veces se oye la pregunta “Pero deuda debida a quién? ¿Con quién está nuestro país endeudado? Es esta cosa, y es la pasividad de la gente, la capa de pegajoso y pastoso dulce de chocolate la que les impide hacer esta pregunta tan obvia. Si todos estos gobiernos deben todo este dinero, ¿A quién se lo deben? Y ni siquiera se atreven a llegar al punto de hacer esta pregunta, que si la hicieran se les caería la venda de dulce pegajoso y pastoso chocolate de los ojos. Hasta que eso ocurra, estarán en complicidad pasiva con los perpetradores.

¡El grado número cinco es incluso peor! No solo en complicidad pasiva, sino en total ignorancia, cabeza-en-la-arena, cabeza-metida-en-el-culo pasividad. Son ignorantes y simplemente no quieren aprender. Una cosa es no saber que el sistema financiero global está amañado, y cómo está amañado, pero es otra cosa totalmente aparte el no querer saberlo. Por lo que hay una enorme cantidad de ignorancia en no querer saberlo.

Finalmente llegamos al sexto grado, de la total impotencia/indefensión de la población humana, y debo decir que no les tengo compasión alguna. La distinción entre ser ignorante y estar impotente o indefenso es que la impotencia está en que les importa un bledo. Esa es la clave de la impotencia. Es decir, si eres totalmente ignorante acerca de cómo el juego global está amañado y por quienes y por qué, y el cómo está afectando tu vida, y de cómo va a arruinar las generaciones venideras, y de cómo todo es un juego de mafiosos. Y cómo el mal supremo en este planeta es un sindicato criminal. Es una cosa el ser cómplice pasivo en cuanto a desconocimiento, ese es el grado número cuatro, pero es otra cosa si eres pasivamente cómplice y no quieres saberlo, ese es el grado número cinco de la complicidad.

Volviendo al grado número seis, y este realmente se lleva la palma. Atento a esto… hay un enorme número de personas que simplemente les da igual lo que se les está haciendo. Simplemente les da igual como que les da lo mismo. Les da igual si van a ser reunidos y metidos en los campos FEMA. Les da igual si el mundo es injusto. Les da igual acerca del mal que está siendo perpetrado sobre ellos. Simplemente se recostarán en la indefensión total, y dejarán que suceda.

Se podría especular acerca de lo que hay tras ese comportamiento de haber sido abatidos década tras década que ya no hay deseo de luchar y cambiar las cosas. ¿Por qué se producirá ese comportamiento? Sería como preguntar ¿Cuánto tiempo hay que rascar un picor hasta saber qué es lo que produce ese picor? Quizás habrá que rascarlo hasta que sangre. Digamos que hay que tomar la humanidad, el “Anthropos 10”, la especie humana en declive, y rascarla hasta que sangre. ¿Qué encontraríamos? Que perecieron por la inobservancia de la Belleza. Eso es todo.

Si realmente observas la belleza, su belleza, la de este planeta, que es impresionante. Si observas la belleza de tu propio cuerpo, la belleza de mirar los ojos de otro ser humano. La belleza del contacto humano, y del contacto animal. La belleza de la imaginación humana, la de nuestra inocencia. Nuestro amor por la libertad. Si observas y sientes todas estas cosas realmente en tu sangre, pues deberás defenderlas y deberás cuidarlas. Si has perdido la habilidad de sentir todas esas cosas y te da igual incluso tu propia vida, y debo decir que mucha gente, muchos de los especímenes humanos entre los 6 mil millones y medio caminando sobre el planeta al día de hoy, han perdido esa conexión con la belleza.

Si tienes la habilidad de ver y apreciar la belleza, no habría forma en la que podrías ser cómplice de ninguno de los grados de esa lista. No podrías hacerlo desde la impotencia, ni en la ignorancia y desde luego que no podrías hacerlo a sabiendas de su tal llamada agenda. Sería una imposibilidad.

Verdaderamente tiene sentido. Si ves belleza y quieres vivir en belleza, esto elimina completamente la tendencia que podrías tener para ser cómplice de cualquiera de estos 6 grados de complicidad.

Si quieres saber lo que es bueno, bueno en términos de Gaia. En sus propios términos, según su diseño y propósito. ¿Qué es bello? Esa es la respuesta a la moralidad Gaiana. Si se siente belleza y tiene aspecto bello, es bueno. La bondad es bella. El buen comportamiento es bello. Todo aquello que es feo no es bueno. Pero al mirar al mundo hoy, al mirar la forma en que la gente está dispuesta a vivir, en la fealdad de las ciudades y los guetos, la fealdad dentro de sus casas. Rodeados de la porquería en la que viven. La forma en la que visten. La porquería que comen.

Observar a la gente viviendo en la India y China, rebuscando entre los vertederos de basura. En Manila, Filipinas. Están dispuestos a vivir en las favelas en Brasil, en los tugurios. Algunos podrían decir; “Que magnifico triunfo del espíritu humano”, porque incluso en las favelas de los tugurios de Brasil, en donde dicho sea de paso por rutina disparan a los niños en la cabeza por deporte. La policía. “¿No es magnífico que incluso en esas circunstancias se encuentra la dignidad del espíritu humano?” Pues NO, no se encuentra. No estoy de acuerdo. Yo no veo dignidad alguna. Yo no veo dignidad del espíritu humano viviendo en las favelas de Rio de janeiro. Simplemente no es humano.

Quiero decir, ¿Qué hace a un ser humano? Simplemente no es humano el vivir a cualquier precio. Simplemente solo vivir por vivir. El ser humano debe vivir por un propósito transpersonal. Que dé belleza, sentido, dirección y poder a la vida. Y solo hay un propósito transpersonal que hace eso en este planeta. Aunque es refractado en una miríada de canales y miríada de facetas, una vez que ese propósito transpersonal haya sido realizado, se auto refracta en una miríada de diferentes propósitos y miríada de facetas de acción y visión. Por lo que es múltiple en su aplicación, pero es Unitario en su fuente. Solo hay un propósito transpersonal. Una meta transpersonal por la que valga la pena vivir en este planeta, y ese sería el mismo planeta en sí. Y si eso no lo estás viviendo, estás en complicidad con los perpetradores, por defecto. Por lo que me gustaría afirmar esta proposición con la sintaxis exacta. Esta es una proposición de complicidad. Y va así:

La complicad con el mal es el factor decisivo en cada una de los casos de existencia personal. ¿Eres una persona que está en complicidad con este mal social de los perpetradores globales? ¿O eres un animal cómplice en los propósitos y diseños de la madre animal planetaria? Es solo eso. No lo podría destilar aun más. No podría destilarlo aunque pasara otras cuatro vidas o existencias. No podría decirlo más claro que eso. Eso es una pregunta que debes hacerte. Cada uno puede hacerse esa pregunta, y quiero hacer una calificación en este punto para no parecer demasiado severo. Se puede estar “involucrado” o “enredado” con los perpetradores globalistas en este sistema, pero aun así no ser sus cómplices. Yo también estoy enredado y participo con ellos. Yo tengo tarjetas de crédito, tengo cuenta bancaria. Pago mis impuestos, y a saber donde coño meten ese dinero, pero estoy seguro que no va a parar en ningún sitio que beneficie a alguien necesitado en este mundo. Probablemente se habrá usado en pagar las balas que han matado a niños en Afganistán.

Todos estamos sucios en este juego. Es imposible no estarlo. Pero no estoy hablando de estar sucio por el juego. Nadie puede dejar de estarlo. Aunque esté involucrado e implicado y enredado en el sistema de los perpetradores. Échate un vistazo sobrio y duro, y pregúntate acerca de tu complicidad en sus acciones. Ese sería el reto. Porque aunque se pudiera eliminar la capa superior de este comando y control, los escalones más bajos simplemente rellenarían sus zapatos y continuarían de la misma forma. Estoy seguro de ello. En resumidas cuentas estas son a mi parecer los seis grados de complicidad:

1. Complicidad con conocimiento; las personas que a sabiendas viven en complicidad con los perpetradores globales.

2. Complicidad involuntaria; las personas que son cómplices involuntarios, idiotas útiles, a menudo personas idealistas que por ejemplo están involucrados en ciertas organizaciones.

3.Complicidad ambivalente, personas que realmente exponen a la luz pública a los perpetradores a la vez que les dan bombo y platillo, convirtiéndolos en más poderosos de lo que realmente son, sin ofrecer solución alguna.

4.Complicidad pasiva de la gente cuyas mentes están obtusas.

5.Complicidad ignorante de personas que simplemente no quieren aprender.

6.Complicidad de total indefensión por parte de grandes números de gente que simplemente les da igual.

Vivir en belleza elimina la tendencia de vivir en complicidad con los perpetradores globalistas. Lo que es bueno en términos de los intereses y propósito de Gaia, es todo lo que es bello. Tu identidad personal y social junto con la historia personal etc. es una ficción social que conocemos como el ego y nos obliga a creer que existe una separación.

Hay una corrección que está sucediendo en estos momentos y aquellos que eligen conectar con los propósitos de la Tierra, Gaia, la madre animal planetaria están teniendo espectaculares experiencias. Es la conexión y el compromiso con la Tierra la que nos permite tener soluciones. Aquellos que eligen estar en complicidad con Gaia-Sofía están experimentando un pasaje de ser testigos con lo que ella está haciendo a ser cómplices participantes. Esta gente no cambia el rumbo de la marea para el resto de la humanidad – simplemente navegan en mareas diferentes.

Se que ya no soy parte de la condición humana, por discriminación. Lo sabes al hacer la diferencia, al llamar una diferencia, al ver una diferencia. La diferencia entre lo que eres como persona en el orden social y lo que eres como animal en el orden natural. La clara diferencia entre ser una persona y ser un animal, prefiero ser un animal con relación a mi complicidad en la condición humana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s